Chiapas cascadas
Si llegas a Chiapas por su capital, Tuxtla Gutiérrez, tendrás muy cerca la pintoresca Chiapa de Corzo de donde queda a unos minutos El Chorreadero, una cascada que se esconde entre montañas y que seguro te maravillará, pues tiene una caída de agua de casi 30 metros, la cual es la fuente de una serie de pozas, perfectas para refrescarse de los intensos calores de la región.

Tan cierto como que el sol todas las mañanas se aparece sobre el horizonte (aunque a veces las nubes lo eclipsen) es que Chiapas es un estado donde la naturaleza se prodigó a manos llenas, regalándonos paisajes únicos e incomparables, y si a esto le aunamos sus pintorescas poblaciones y los imponentes sitios arqueológicos que los mayas nos legaron, en verdad esta parte de México se convierte en un destino al que le debes dedicar varios días si de veras quieres admirar buena parte de su oferta turística.

Algunos te dirán que las más hermosas son las que tienen una caída espectacular, otros, que las mejores son esas que presumen un abundante caudal y unos más opinarán que las más bonitas son las que muestran refulgentes colores, lo cierto es que todas tienen un atractivo mayúsculo, es por ello que en esta ocasión te haremos un esbozo de algunas de las muchas cascadas que tiene Chiapas, sobre todo, centrándonos en las que estarán más a tu alcance por su cercanía a los principales destinos, claro, sin dejar de lado las que, por su atractivo, sí o sí debes conocer.

Si llegas a Chiapas por su capital, Tuxtla Gutiérrez, tendrás muy cerca la pintoresca Chiapa de Corzo de donde queda a unos minutos El Chorreadero, una cascada que se esconde entre montañas y que seguro te maravillará, pues tiene una caída de agua de casi 30 metros, la cual es la fuente de una serie de pozas, perfectas para refrescarse de los intensos calores de la región.

Cascada cerca de Tuxtla Gutiérrez

Si llegas a Chiapas por su capital, Tuxtla Gutiérrez, tendrás muy cerca la pintoresca Chiapa de Corzo de donde queda a unos minutos El Chorreadero, una cascada que se esconde entre montañas y que seguro te maravillará, pues tiene una caída de agua de casi 30 metros, la cual es la fuente de una serie de pozas, perfectas para refrescarse de los intensos calores de la región.

Seguro harás más emocionante tu paseo si decides adentrarte a la gruta o incluso descender a rapel algunas de las paredes rocosas del sitio, ¡adrenalina al máximo!

Mira esta excelente opción para que aproveches a todo lo que da tu estancia ahí.

¿Listo para hacer ejercicio?, el Centro Ecoturístico El Aguacero también muy cerca de Tuxtla, te espera para que conozcas los secretos que te tiene guardados; por cierto, se le conoce como El Aguacero porque el agua, al precipitarse, choca con las rocas y se divide en minúsculas y cálidas gotas que hacen parecer al que las recibe como si estuviera bajo un chubasco.

Si llegas a Chiapas por su capital, Tuxtla Gutiérrez, tendrás muy cerca la pintoresca Chiapa de Corzo de donde queda a unos minutos El Chorreadero, una cascada que se esconde entre montañas y que seguro te maravillará, pues tiene una caída de agua de casi 30 metros, la cual es la fuente de una serie de pozas, perfectas para refrescarse de los intensos calores de la región.

Pero, ¿por qué eso del ejercicio?, pues porque para llegar a la base tendrás que descender unos 700 escalones, pero créeme que vale la pena, pues si eres aventurero, además de admirar la cascada podrás recorrer un río subterráneo y realizar espeleología.

Palenque y sus caídas de agua

Sin lugar a dudas uno de los sitios arqueológicos de la cultura maya más buscados por sus enigmáticos vestigios es Palenque, asentado en plena selva chiapaneca, de modo que ya que estás ahí, ¿por qué no lanzarte a conocer las cascadas que se encuentran en sus cercanías? ¡Quedarás sorprendido!

De Tuxtla Gutiérrez puedes hacer un tour hacia Palenque, en éste se incluye la visita a dos de los lugares más icónicos de Chiapas: las Cascadas de Agua Azul, Misol-Ha y Welib Ja.

Cascadas de Agua Azul

Lo espectacular de Agua Azul es el maravilloso color de sus aguas, que en innumerables y escalonadas caídas forman un bello conjunto el cual se complementa con los conocidos por los lugareños como “gours”, unas pequeñas albercas naturales formadas por concentraciones de un mineral denominado calcita y que invitan a sumergirse en sus tranquilas aguas. Por su majestuosidad, las Cascadas de Agua Azul son uno de los puntos más visitados de Chiapas.

Lo espectacular de Agua Azul es el maravilloso color de sus aguas, que en innumerables y escalonadas caídas forman un bello conjunto el cual se complementa con los conocidos por los lugareños como “gours”, unas pequeñas albercas naturales formadas por concentraciones de un mineral denominado calcita y que invitan a sumergirse en sus tranquilas aguas. Por su majestuosidad, las Cascadas de Agua Azul son uno de los puntos más visitados de Chiapas.

Misol-Ha

Quizá cuando conozcas Misol-Ha el paisaje se te haga conocido, y es que su espectacular cascada principal, con una altura aproximada de 30 metros, enmarcada por la abundante naturaleza de la selva, sirvió de locación para una famosa película protagonizada por el fortachón Arnold Schwarzenegger en la que se enfrenta a un ser de otro planeta.

Ubicado muy cerca de Palenque, y también de la zona arqueológica de Toniná, Misol-Ha es un exuberante espacio que hoy administran los habitantes del lugar con la intención de hacer de tu estancia una inolvidable experiencia, pues aparte de disfrutar de sus grandes atractivos naturales, tienes a tu disposición sitios para descansar después de regocijarte en las aguas de su poza, así como restaurantes con comida regional en donde repondrás las energías perdidas.

Welib Ja

No son un portento espectacularidad, pero, como toda caída de agua, sí dignas de admirar en todo su esplendor; en el caso de las cascadas de Welib Ja, por lo azul de sus aguas, su abundante vegetación, así como la variada fauna que tienes la ocasión de apreciar en su ambiente natural, y además, ¡están a sólo 30 kilómetros de Palenque!

No son un portento espectacularidad, pero, como toda caída de agua, sí dignas de admirar en todo su esplendor; en el caso de las cascadas de Welib Ja, por lo azul de sus aguas, su abundante vegetación, así como la variada fauna que tienes la ocasión de apreciar en su ambiente natural, y además, ¡están a sólo 30 kilómetros de Palenque!

Entre las especies acuáticas que podrás observar están peces, jaibas y cangrejos, y en tierra podrías toparte con iguanas, tortugas, armadillos o incluso con alguna boa, o una que otra serpiente coral. Déjate guiar por la gente del lugar y disfruta de sus pozas, la comida regional y sus bebidas, como el pozol, que nunca puede faltar.

El Chiflón

Muy cerca de otra ciudad chiapaneca digna de admirar, San Cristóbal de Las Casas, se esconde una serie de cascadas cuya caída principal, El Chiflón, te maravillará por su espectacular caída, la cual podrás apreciar a plenitud desde el mirador, ubicado justo enfrente de la catarata.

Como han conformado un parque ecoturístico, la recomendación es que hagas el recorrido completo desde la entrada hasta el mirador, pues así tendrás oportunidad de observar también otros escenarios, como la Cascada Ala de Ángel o la Cascada de la Quinceañera, y, si no le temes al agua fría, un chapuzón te caerá de maravilla. Ahórrate unos pasos, aquí te damos una opción para tu visita.

Cascadas Las Nubes

Con una vocación dirigida a los aficionados a los deportes extremos, las Cascadas de Las Nubes, ubicadas muy cerca de Comitán, Chiapas, en plena selva lacandona, te esperan para mostrarte los encendidos tonos turquesa de sus aguas.

Aquí no sólo serás espectador del inigualable paisaje -que por cierto, se aprecia mejor desde el puente colgante y que atrae a miles de visitantes cada año- pues también podrás practicar disciplinas como kayakismo, excursionismo, senderismo, tree trail y, si eres de los más ‘aventados’, incluso lanzarte en su tirolesa, o bien, descender por el río Santo Domingo.

A un paso de las Cascadas Las Nubes hay algunos balnearios, ahí podrás nadar a tu gusto teniendo como escenario la imponente selva. ¡Atrévete a disfrutarlo!

Aquí no sólo serás espectador del inigualable paisaje -que por cierto, se aprecia mejor desde el puente colgante y que atrae a miles de visitantes cada año- pues también podrás practicar disciplinas como kayakismo, excursionismo, senderismo, tree trail y, si eres de los más 'aventados', incluso lanzarte en su tirolesa, o bien, descender por el río Santo Domingo.

Hay muchas otras cascadas en Chiapas, estado donde la naturaleza se progidó a manos llenas, así que, sólo entra a chiapasmexico.net y escoge los tours que más se acomoden a tus gustos y presupuesto.

Comentarios

Deja un comentario